La destilación de whisky en los últimos años no sólo ha aumentado en los habituales productores como son Escocia, Irlanda, Canadá, EE UU y Japón, sino que también se ha extendido a regiones poco conocidas en la industria como son Suecia, Francia, Argentina o Hong Kong. ¿Pero qué ocurre con la vecina del ilustre Scotch? Inglaterra es conocida por ser tierra de cervezas ales y gin ¿Y el whisky? Pues los ingleses tampoco se han quedado atrás en la fundación de destilerías de esta bebida. En lo que va de 2021 hay activas más de veinte compañías, y hoy nos centramos en una de ellas y su primer producto estrella: The One de The Lakes Distillery.

De Arran al Distrito de los Lagos

Detrás de The Lakes Distillery está Paul Currie, hijo de quien fundara la Arran Distillery en 1994, Harold Currie. Así que como ven, lo de abrir compañías de whisky viene de familia. Hacerlo en el Distrito de los Lagos tiene que ver con la idílica postal del lugar: un enclave con una gran cantidad de agua fresca, mucha vegetación y por supuesto visitantes. Esta preciosa zona del noroeste inglés es el lugar de recreo de muchos ingleses y turistas, y Currie vio aquí la gran oportunidad de atraer visitantes a su nueva destilería. Y no se equivocó para nada porque más de 100.000 personas se acercan a The Lakes Distillery al año. De locos. Hito que le ha reportado el galardón a la Atracción del Año 2019 en los Whisky Icons

Si el centro de visitantes está teniendo éxito, Currie cuenta con Dhavall Gandhi como maestro destilador para que sus productos también lo tengan. Ghandi es científico de formación con un máster en fermentación y destilación por la Universidad Heriot-Watt, lo que lo ha llevado a trabajar para The Macallan y desde 2016 para The Lakes Distillery. Su visión de la destilación es tan vanguardista que ya se lo considera uno de los destiladores a tener en cuenta. Mientras que la mayoría de las destilerías se centran desde el primero al último de los pasos de la producción de whisky, Gandhi prefiere hacerlo al revés: Tener una idea de lo que quiere para luego trabajar a la inversa. 

The Lakes Distillery produce en la actualidad gin, vodka y whisky, y en lo que respecta a este último destilado ofrecen hasta seis productos, divididos en cinco blends y un single malt. Unos cuantos para ser una destilería joven. En este artículo me centro en cuatro de los blends: The One Fine Blended whisky, Orange Wine Cask, Sherry Cask y Port Cask

The One Blends

Cada uno de los blends de la destilería ha sido mezclado con otros whiskies escoceses, pero añadiendo el toque particular del maestro destilador de The Lakes Distillery.

Lakes Distillery

The One Fine Blended Whisky

En nariz es sutil y muy ligero, con popurri de flores, frutas pasas y ligeramente dulce. Leve nota alcohólica, de hierbas y con algo de ahumado. Lo percibo tras olerlo varias veces. En boca es afrutado y con regusto meloso, y para ser un whisky al 46% de alc. el final es corto. Hay manzanas y cerezas. Estamos ante un blend que los 46.6% le sientan bien pero que no se manifiestan en el regusto. La turba casi ni se percibe salvo en el regusto. Luego cuando respiramos y olemos de nuevo, el ahumado está más marcado. 

4/5

Orange Wine Cask

Color amarillo manzanilla. Olor muy floral y afrutado, algo especiado en nariz con una marcada presencia a mermelada de naranja. Nota de uva blanca. En boca se aprecian mejor las frutas, aunque ahora más tropicales y no se nota nada picante. Muy suave a pesar de sus 46.6%. Regusto sedoso y ligero, nada largo pero muy agradable. Con el paso del tiempo y unas gotas de agua, en nariz es más disfrutable aún, y sale a relucir el vino naranja de Huelva, pero no predomina como para empalagar. Diferente y muy disfrutable. Aquí tienes un enlace a este whisky si te interesa.

4/5

Sherry Cask

Color cobrizo oscuro. En nariz es la mejor bienvenida que la gama de los blends de The Lakes Distillery me ha ofrecido. Es jerez y del exquisito, casi un perfume. No, corrijo. Es un perfume con esencia de sándalo. Clavo y jenjibre, azúcar moreno y uvas pasas, muy marcadas sobre todo cuando se deja descansar este whisky. Una maravilla en nariz. En boca es dulce en la entrada y de nuevo es inofensivo, sólo es algo picante en el regusto. Desarolla notas de chocolate negro, licor de café, vainilla y algo de menta al tragar. ¡Este whisky hace honores a los blends! Aquí te dejo un enlace al producto en Amazon.

5/5

Port Cask

Color rojizo como si fuera un vino rosé. Hay gente que no les parecen atractivos, pero para mi es algo muy exótico. En nariz es posiblemente el menos fragante de todos, con una nota de vino tinto pesada. Con tiempo desarolla un aroma de caramelo concentrado. Es ligeramente ahumado, con esencia de fruto seco y madera de barrica. Sabor a naranja amarga y pimienta negra molida. Miel, clavo y frutas confitadas. Sin duda, la expresión más discordante de toda la gama. Un blended muy olvidable. ¿Quieres echarle un vistazo? Aquí tienes un enlace.

2/5

En general he de decir que los blends de The Lakes Distillery pasan el corte y de largo. Se nota que hay un trabajo concienzudo detrás de cada uno de estos productos y Dhavall Gandhi puede presumir de saber muy bien lo que hace. Valoro que haya gente que vea los blends como una posibilidad de combinar productos excelentes para ofrecer algo más excelente aún. Es una pena que en las últimas décadas el nombre de «whisky de mezcla» se asocie a peor calidad. Sin embargo, Gandhi demuestra con sus productos que no siempre es así.

Sistema de Puntuación

En este artículo hay enlaces de comisiones para tu interés y para apoyar a esta web.