whisky nikka pure malt black

Para quien aún no lo sepa, el whisky japonés hoy en día significa calidad. Es verdad que casi cualquier país en el mundo produce whisky, pero si hablamos de excelencia en general, nos sobran dedos en la mano para contarlos, y a la mente nos pueden venir nombres como Escocia, Estados Unidos y por supuesto Japón. El país nipón sólo cuenta en la actualidad con ocho destilerías en activo. Pocas, pero de calidad. No lo digo yo, sino la lista de premios internacionales que se han llevado tales maltas en los últimos años. Sin ir más lejos, Taketsuru Pure Malt 25 Years, Hibiki 21 Years y Single Grain 25 Years Small Batch de The Fuji Gotemba Distillery fueron galardonadas este 2019 como Mejor Mezcla de Malta, Mejor Whisky de Grano y Mejor Edición Limitada de Whisky de Mezcla respectivamente.

Nikka, la destilería pionera en Japón

Una de las destilerías más importantes dentro del panorama japonés es Nikka. Su fundador fue Masataka Tatetsuru, un enamorado de Escocia que estudió química orgánica en Glasgow y luego aprendió el arte de la destilación en diversas destilerías escocesas, llevándose todos esos conocimientos a su tierra e inaugurar su propia compañía en 1934. Tal era la obsesión de Tatetsuru por recrear el espirituoso escocés que buscó en Japón una zona que se asemejara al clima y la orografía de las Highlands. Por ello construyó su destilería en la región de Yoichi, en la isla más al norte del archipiélago nipón, que es Hokkaido.   

Desde entonces Nikka ha sido uno de los nombres de whisky japonés, junto con Suntory, señeros internacionalmente y sus productos normalmente son símbolo de calidad. Y en este artículo catamos unas de sus maltas: Nikka Pure Malt Black

La gama de Nikka Pure Malt: Blanco, Rojo y Negro.

Para hablar de este whisky primero tengo que especificar que Nikka la componen en realidad dos destilerías: Yoichi y Miyagikyo. Esto es importante porque del whisky que vamos a hablar es una mezcla de las maltas de estas dos divisiones de la misma compañía. Además, en su momento sacaron tres variedades de esos blended malts: Pure Malt Red, Pure Malt White y la que hoy nos ocupa, Pure Malt Black. Con la primera quisieron que predominase el carácter más suave y afrutado de los destilados de la destilería de Miyagikyo, con la segunda produjeron un whisky con las maltas más ahumadas de ambas compañías, y con la última que las maltas de Yoichi fueran las más marcadas. Sigamos con la cata.

Nikka Pure Malt Black 43% alc.

Color: Muchos whiskies de mezcla tienen colorante añadido para guardar cierta consistencia cromática a lo largo del tiempo, y Nikka Black es uno de ellos. Teniendo esto en cuenta, este blended malt tiene un color parecido al té.

Al olfato: Lo primero que me llega es la nota afrutada y dulce. Y es curioso porque lo que debería haber apreciado antes que nada es la turba, pero en este caso se acerca más a los ahumados de las Orcadas, como Highland Park, que a los de Islay, como Laphroaig. Es una frangancia que entra suave y que por momentos parece que estamos en mitad de un jardín de árboles frutales. Además, sospecho que alguna de estas maltas ha sido envejecida en barricas de Jerez, porque se aprecia esa fragancia típica de la madera española.

Al paladar: Más frutas de baya, dulzor y una nota picante muy sutil, como si fuera una pimienta blanca muy agradable. Una mezcla muy balanceada entre chocolate negro y vainilla, pero sobre todo me quedo con el gusto de naranja amarga. Nada sobresale, ni le falta de nada. Delicioso peligro.

Masataka Tatetsuru puede descansar tranquilo; en sus destilerías saben lo que hacen y lo hacen bien. Este Pure Malt Black es de esas maltas que empiezas a tomar y sin darte cuenta ya has vaciado el vaso. Perfectamente balanceado: ni el ahumado ahoga, ni el dulzor empalaga, ni el picor escuece. Sin duda puedo decir que es el mejor blended malt que he probado en mucho tiempo.

Si tengo que ponerle una pega sería la botella. Es de 50 cl de capacidad y no es precisamente un blended malt barato. De hecho, ningun whisky japonés lo es, pero no me gustaría que se convirtiera en tendencia eso de vender whiskies «supuestamente» especiales en botellas más pequeñas pero con mismo precio como si fueran de 70cl, y cada vez es más frecuente.

Sistema de Puntuación en WdeWhisky