cómo beber whisky

Este es el segundo artículo de cómo tomar whisky. Si en el anterior hablamos de los vasos, en este trataremos de los posibles acompañantes a la hora de tomarlo ¿Debo añadirle agua? ¿ Whisky solo? ¿Whisky con hielo o sin hielo? ¿Lo puedo mezclar? Hay respuestas para todas y que espero aclaren muchas de las dudas que tienen algunos de los que se acercan a esta bebida. Eso sí, siempre teniendo en cuenta que cada uno se toma su whisky como mejor le guste. Además, he añadido mi experiencia personal por si sirve de orientación. Que los disfrutes.

Whisky solo

Hay quien dice que si queremos apreciar la esencia de la malta, deberíamos tomarla sola, sin añadidos de ningún tipo. Y no voy a ser yo quien diga que no porque personalmente me gusta probar los whiskies tal como salen de la botella, apreciar el sabor original y valorarlo tal como lo ha ideado el maestro destilador. 

Una de las costumbres que he tomado es SIEMPRE probar el primer trago de whisky que estoy bebiendo, sobre todo con maltas nuevas para mi, solo. Luego puedo agregarle algo de agua y así apreciar las diferentes notas que puede desarrollar la malta. Eso sí, depende mucho de la cantidad de alcohol del whisky. Si no supera los 46%, es difícil que le agregue agua (más abajo explico los motivos) para no diluirlo demasiado. 

Por cierto, para pedir tu whisky solo en países de habla inglesa deberías decir neat o straight.

Whisky con agua

Para empezar este párrafo tengo que decir que la mayoría de los whiskies YA tienen agua. Lo habitual es que después de que el espirituoso se envejezca en barricas de roble, se le añade agua hasta alcanzar un mínimo de 40% de alcohol, aunque el destilador siempre podrá jugar con el porcentaje. Luego se embotella y a disfrutarlo. 

¿Qué el consumidor le quiere añadir luego más agua? Ya he dicho que esto depende mucho del gusto particular de cada uno, no quiero aleccionar sobre cómo tomar whisky. De hecho, aquellos que defiendan a capa y espada lo de añadir agua a su whisky tienen a la ciencia de su lado, y es que al parecer al diluir el alcohol en el whisky aumenta la densidad de guaiacol en la superficie más de un tercio ¿Guaia-qué? El guaiacol es compuesto orgánico que proviene de los barriles de roble donde se añeja el whisky y que la da a la bebida su sabor característico junto con el etanol.

Si le quieres añadir agua a tu whisky, lo recomendable es que esté a temperatura ambiente, aunque en zonas cálidas echarle agua más fresca no es mala idea. Sin embargo, el problema del agua es que si le añadimos mucha a nuestra malta corremos el riesgo de aguarla y echarla a perder. Es verdad que hay quien se siente cómodo con rebajarle considerablemente el nivel de alcohol a su whisky, perfecto, pero aquí la ciencia ya se les pone en su contra porque los componentes que arriba menciono subirían a la superficie hasta casi ser imperceptibles a nuestro gusto y olfato, sobre todo con maltas de 43% alc. o menos.

Cómo tomar whisky
¿Cómo tomar whisky? On the rocks es una opción

Lo recomendable es, y ya que estamos con el tema científico, practicar la infalible técnica de ensayo y error: Probar nuestro whisky puro y luego agregarle unas gotas de agua, y seguir probando hasta alcanzar el nivel ideal de sabor. Verás como se desarollan toda una variedad de nuevos aromas y notas. Lo que pruebas al principio no tiene nada que ver con lo que pruebas al final.

Para los whiskies que el destilador no les ha agregado nada de agua, también llamados cask strength, lo recomendable es siempre agregarles agua. Tengamos en cuenta que suelen ser whiskies con más de 49% alc. y por tanto muy fuertes de sabor. Sé de gente que prefiere beber estas maltas sin nada de agua porque ya se han acostumbrado a esos sabores intensos y no les molesta en absoluto la potencia del alcohol.

En mi caso, no obstante, me gusta probar el primer trago solo y luego siempre agrego agua. Sólo una gotas de agua son suficientes para que se abran los sabores, hasta potenciarlos aún más según el whisky. Sin duda, es toda una experiencia que hay que practicar porque de una sola botella de whisky podemos sacarle toda una variedad de notas con tan sólo agregarle agua, y en diferentes cantidades. ¿Nos vamos haciendo ya una idea de cómo se toma el whisky?

Whisky con hielo

Ponme un whisky on the rocks” es otra manera de cómo tomar whisky, que queda muy elegante y de película, pero es la manera más fácil de echar a perder tu bebida. Primero porque el frío (y aquí volvemos al mundo científico) lo que hace es bajar la temperatura del whisky y cierra lo sabores. Además, el hielo hace de anestesiante local y “duerme” nuestras papilas gustativas, evitando así que apreciemos por completo nuestro whisky. Y segundo, con el paso del tiempo el hielo puede aguar la bebida y arruinarla por completo ¿A nadie le ha ocurrido que cuando se derrite mucho el hielo, es imposible beber lo que nos han servido? 

Sin embargo, entiendo a aquellos que viven en zonas calurosas y que añaden una piedras de hielo en su whisky. Todo con tal de conseguir una bebida más refrescante y cuyos consumidores serían incapaces de tomar sola. Si controlas lo rápido que se derrite tu hielo, mucho mejor.

Cómo tomar whisky
El whisky mezclado es el más consumido

Whisky mezclado

Los whiskies más vendidos del mundo son blended, ya sea Johnnie Walker, Dewars, Jameson o Ballantines, por poner unos pocos ejemplos, y son bebidas que normalmente se combinan con soda, cola o en cocktails. Millones de personas lo toman así y no hay ningún problema con ello. De hecho, los blended son la mezcla de whiskies de grano y de una sola malta, lo que los hace más dulces y suaves al paladar, en contraste con los single malt de sabor más fuerte. Por tanto, si a un blended le añadimos soda, por ejemplo, el sabor será más equilibrado que si ese refresco se lo añadimos a una malta única. Lo que estaremos haciendo con ese single malt es desaprovecharlo porque será imposible apreciar y disfrutar todas sus notas.   

¿Quiero decir con esto que los blended no se pueden tomar solos? Para nada. El whisky de mezcla no tiene por qué ser sinónimo de mala calidad, ni exclusivo de combinados. O si no que se lo digan a Compass Box, que tiene una gama de blended whiskies que fácilmente superan a muchos single malts prestigiosos del mercado.

En mi caso, si tomo un blended en un bar me gusta combinar (y ya me repito) Cutty Sark con 7up o Dewar’s White Label con ginger ale, todos con hielo. Los disfruto refrescantes y dulces.

¿Tienes ya una idea más clara de cómo tomar whisky? ¿Tienes alguna forma preferida?